martes, 4 de noviembre de 2014

UNA [estupenda] HISTORIA DE DRAGONES Y PRINCESAS [...más o menos]


Autor: Jordi Sierra i Fabra


Ilustraciones de: Xan López Domínguez


Editorial: Alfaguara Juvenil


Resumen:

En un lejano país había cuarenta y nueve pueblos exactamente  gobernados por un viejo reino. La princesa Brunilda, hija del rey, se iba a casar, pero la desgracia cayó sobre palacio, y un malvado dragón se la llevó lejos de su hogar.
El rey hizo pregonar que daría la mano de su hija Brunilda y la mitad del reino a cualquier honrado caballero que lograse encontrarla, y ahí, justo ahí, aparece en escena Ezael, el único joven que se ofreció para salvar a la princesa. Hasta aquí todo en orden. ¿No?
Por el camino, Ezael conoce a varias personas como la bruja Glodomira, la niña Narca, que hacen que se arme de valor con sus esperanzas y ánimos.
Pero, lo que Ezael se encuentra cuando llega a la cueva en la que supuestamente se encuentra la pobre princesa raptada por el dragón, no tiene nada que ver con lo que se imaginaba... Lo que Ezael ve, es literalmente increíble, le hace perder todos los miedos, y esa escena sí que pasará a la historia por los siglos de lo siglos.

Pero... eso no te lo puedo contar, porque te tienes que leer este gracioso libro tú, pero solo te digo que en este libro nada de nada es lo que parece, esto no es una simple historia de dragones y princesas, como dice la conciencia de Jordi Sierra i Fabra. El sentido común de este autor no deja de molestar en todo el libro, aunque parezca raro decir esto, pero es la pura verdad. Sólo te digo que para entenderlo mejor, lo leas con tus propios ojos.

Opinión: 

Este libro ha sido uno de los mejores que me he leído. No es como los demás, se nota que Jordi Sierra i Fabra ha querido darle su toque personal haciendo que su conciencia apareciera en el libro.
Su "sentido común" ha estado opinando y valorando la historia todo el libro, aunque suene raro. Debo reconocer que al principio el libro me aburría un poco, y estuve a punto de devolverlo a la estantería, pero la conciencia de este autor hizo que siguiera leyendo. E hizo un efecto espectacular, porque me encantó. Definitivamente, os animo a leerlo.


¡Anímate y léelo!

1 comentario: