sábado, 15 de noviembre de 2014

EL GRITO DE LA GRULLA

Autor: Samuel Alonso Omeñaca



Ilustraciones de: Tino Gatagán



Editorial: Edelvives



Resumen:

Junichiro es un niño japonés. Su país, Nagasaki, está en guerra. Es la segunda guerra mundial. Al principio, Junichiro va a la escuela, pero luego el caminar por la calle se hace más peligroso, y anulan las clases en el colegio. Su padre es piloto, por lo que nunca está en casa con su madre y con él. La familia se comunica con cartas.
Junichiro y su madre están cada vez más preocupados por su padre. Sobre todo su madre, pues está deseando que acabe la guerra.

Un día, reciben un telegrama. La madre de Junichiro no quiere enseñárselo al niño, pero éste poco después se entera de que la trágica noticia que contenía ese telegrama era que su padre había muerto. Desde ese día, la mujer no hace más que llorar y rezar junto a Junichiro para que la guerra acabe.



Una tarde más de tristeza, Junichiro y su madre se encuentran en casa, silenciosos, como siempre. De repente, los cristales se rompen. Junichiro aprieta los puños. Cierra los ojos.

Cuando los abre de nuevo, está tumbado en una camilla. No sabe nada de su madre. El techo de la estancia está lleno de grullas de papel. En China, las grullas de papel son un símbolo de vida, de amistad, de amor, de esperanza. Al abrir una de sus manos, se le cae una de las grullas de papel que hizo en el colegio, pues la otra se la mandó a su padre a través de una carta.



Junichiro está en un hospital. Se da cuenta de lo que pasó, y recuerda que fue una bomba, como la que explotó en Hiroshima.


"Doblar una grulla representa mil años de vida, y doblar mil grullas alargan la vida un millón"


Opinión:

Esta historia me ha gustado mucho por un lado, pero por otro no. No me ha gustado porque es muy trágica. No me ha gustado porque una parte de esta historia es de verdad, sé que el final de la segunda guerra mundial fue las dos explosiones que ocurrieron en Nagasaki e Hiroshima, y que murieron miles de personas.

Me ha gustado porque es muy tierna. Porque lo de las grullas de papel en el hospital es verdad, porque cuando ocurrió lo de las explosiones, mucha gente de todo el mundo iba a los hospitales de China para dejar grullas de papel para darle suerte a los heridos.


De hecho, en el libro salen los pasos para hacer una grulla de papel. Yo lo he intentado, y me ha salido una grulla bastante bien, bueno, eso creo. Aquí tenéis unas fotos para que veáis mi grulla. La he decorado un poco, aunque es medio blanca, medio gris.





Además, también salen tres historias preciosas sobre grullas en el libro, pero para que podáis conocerlas, ¡tendréis que leéroslo vosotr@s mism@s!

Para tener más información sobre la verdadera historia, aquí os dejo un enlace para que la podáis ver:




¡Anímate y descubre tú también el grito de la grulla!

No hay comentarios:

Publicar un comentario