viernes, 21 de febrero de 2014

Ficha sobre la lectura "Odisea en el hielo"

Título: Odisea en el hielo.
Autor: Anónimo.
Resumen: aquella mañana, Ernest Shckleton preparaba los últimos detalles y apremiaba a la tripulación para la extrema aventura que iban a vivir. Shackleton y sus hombres se proponían atravesar con el Endurance, su barco, la gran Antártida de lado a lado, comenzando desde el puerto inglés de Plymouth. 




Navegaron varios meses hasta llegar a las gélidas aguas que rodeaban el continente. Desde aquel instante estuvieron rodeados de icebergs. La nave se abría paso lentamente entre canales de hielo. 
Una brusca bajada de temperaturas dejó al barco atrapado en aquella odisea, los valientes tuvieron que pasar el frío y oscuro invierno en la embarcación, confiaban en que en primavera pudieran salir de allí al derretirse el hielo. Pero no fue así: el deshielo provocó una fuerte presión sobre el barco, y lo dañó seriamente, desde luego, no servía ya para navegar. 
Sharckleton ordenó abandonar la embarcación, sus planes eran otros pero cambiaron: se dejarían arrastrar por la corriente asentados sobre un enorme bloque de hielo; con suerte, las aguas los irían acercando al oeste, donde estaba la tierra firme donde pretendían llegar. Ingeniosamente improvisaron su vivienda temporal e intentaron no caer en la desesperación, hasta que, tras varios meses, el hielo empezó a resquebrajarse, y ocuparon los botes, haciéndose a la mar de nuevo. La travesía fue infernal. Tras una semana, el capitán y sus hombres divisaron la costa de una isla y desembarcaron, locos de contentos. 


Pero era preciso alcanzar otra pequeña isla en la que había una estación ballenera. Más tarde, Shackleton y cinco de sus hombres emprendieron el viaje para pedir ayuda en aquella otra costa. Tras ser zarandeados por un mar furioso y resistir temperaturas extremas y noches sin descanso, alcanzaron su objetivo. Cuando desembarcaron, todavía quedaban treinta kilómetros hasta la estación ballenera. Y todavía tuvieron que soportar extremas condiciones y estar tres días sin dormir. Aún así, lograron llegar. ¡Shackleton y sus hombres estaban salvados! 


Inmediatamente los balleneros, al ver a aquellos hombres exhaustos y escuchar su increíble relato, se envió desde la isla un barco para rescatar al resto de la expedición, que pudo regresar sana y salva.
Y aunque Shackleton y sus hombres no consiguieran lograr su propósito de atravesar la Antártida de lado a lado, todavía hoy el recuerdo permanece vivo como una muestra de la resistencia humana. 


Opinión: me parece que fueron todos muy valientes, arriesgaron su vida porque tenían un propósito y se disponían a conseguirlo, no abandonaron en ningún momento, resistieron a todo tipo de tiempo, no desesperaron, se respetaron. Esto si que es proponerse algo y decirse "¡lo voy a conseguir y no abandonaré nunca!". Hubo compañerismo, amistad, cariño, acompañamiento. Supieron afrontar todos juntos, sin separarse ni pelearse. Me parece que fueron unos grandes hombres y compañeros. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario